Uno de los días más especiales desde que comencé esta travesía por la profundidad de los encuentros, por las personas que me han acompañado, porque es urgente y preciso saber donde dirigir la atención para erradicar el machismo y su violencia en los y las jóvenes. Hoy tengo uña sensación de haber mirado profundamente esta realidad gracias a las personas que el Camino me ha puesto delante. Gracias.



A %d blogueros les gusta esto: